Publicado el Deja un comentario

Chaleco Flotador Para Bebe

chalecos de flotacion mundo petit

El chaleco flotador (o chaleco de flotación) para bebes es, para Janabanana, el mejor elemento de seguridad para los niños en el aprendizaje con el agua, ya que dota a los más pequeños de la libertad de movimientos necesaria dentro del agua. El chaleco flotador esta fabricado en neopreno para protegerlos de la temperatura y consta de varios elementos de flotación independientes y extraíbles de corcho para que a medida que su flotabilidad, habilidad, confianza y seguridad vaya aumentando podamos ir retirando.

chaleco-flotador-extraible
Elementos de flotación independientes

Además, incorpora un anclaje de seguridad inferior que se coloca entre las piernas para evitar que el chaleco se le suba hacía la cabeza o se le pueda quitar.

chaleco-para-bebes-con-anclaje
Anclaje inferior de seguridad.

IMPORTANTE: El chaleco de flotación NO es un elemento salvavidas. Siempre tiene que estar supervisado por un adulto.

Y es que con la llegada del buen tiempo empezamos a pensar en equipar a nuestros hijos de cara al verano para que no les falte de nada en sus vacaciones; gorras, toallas, cremas solares, juguetes para el agua…son algunos de los ejemplos. Pero es en el apartado de “seguridad” donde nos surgen más dudas y preguntas sobre cual de todos es el más adecuado para nuestro hijo. 

¿Qué sistemas de flotación es mejor para niños?

¿Qué diferencias hay entre el chaleco flotador y los manguitos?

¿Qué ventajas tiene el chaleco de flotación?

¿CUAL ES MEJOR? EL CHALECO FLOTADOR, LOS MANGUITOS U OTROS SISTEMAS DE FLOTACIÓN

 Tenemos que tener muy en cuenta y saber diferenciar bien a la hora de adquirir uno de estos productos para qué fin lo vamos a usar. No es lo mismo utilizar un elemento de seguridad que un elemento de ocio.

Existen en el mercado gran variedad de modelos, unos seguros, otros menos y otros nada seguros. En primer lugar, y desde nuestra experiencia, descartamos todos los elementos de “seguridad” que sean hinchables porque, como es lógico, todo lo que se puede inflar y funcionar correctamente se puede desinflar por cualquier motivo y ocasionar daños graves.

Una vez descartados todos los hinchables como medida de seguridad, lo más conveniente es que utilicemos elementos en los que el sistema de flotación esté compuesto por materiales como el corcho: manguitos, tablas, tubos…

Estamos acostumbrados a ver este tipo de elementos sobre todo en las piscinas a las que llevamos a nuestros hijos a aprender a nadar y es que una cosa es que los usen bajo la vigilancia de un profesor que esta pendiente en todo momento y otro es usarlos a nivel ocio en la playa, piscina, pantano. Dentro de este tipo de elementos de flotación los más adecuados pueden ser los manguitos de corcho con arneses que no sean fáciles de quitar.

Aunque siempre vamos a estar pendientes de nuestros pequeños es imprescindible que les dotemos del mejor sistema de seguridad posible, y este es sin lugar a duda el chaleco flotador. No obstante, no hace falta dejar de lado los demás elementos que siempre pueden usarse al mismo tiempo para jugar.

Y es que el chaleco de flotación cumple perfectamente con su cometido. Sus diseños infantiles y coloridos lo hace destacar sobre el agua para tener siempre vigilado y controlado al peque. Además, está fabricado con un material resistente como el neopreno para, aparte de protegerle de la temperatura, evitar posibles arañazos o golpes que puedan ocasionarse. Hay diferentes tamaños, y es que es importante que quede lo más acoplado posible al cuerpo del niño. Eso, unido al anclaje inferior que se coloca entre las piernas, hace que el chaleco no se pueda subir solo o quitar. Siempre debe utilizarse con la cremallera subida.

Publicado el Deja un comentario

Beneficios del Correpasillos

correpasillos-janabanana

Hoy os voy a hablar de los correpasillos porque llegan estás fechas de Navidad y empiezan las mil y una preguntas de que le regalo a mi peque por Navidad, para que edad son, hasta que edad lo usará, le gustará…

Siempre los recomendaré como uno de los mejores regalos porque cuándo los niños empiezan la etapa de levantarse y andar necesitan gastar toda esa energía, y metidos en casa con el frío que hace afuera en la calle a veces se nos complica. Los correpasillos que tenemos en JanaBanana se pueden usar tanto en exterior como en interior ya que tienen unas ruedas de eva súper silenciosas y que no dejan marcas.

Correpasillos sí, andador o tacatá no

Si tu bebé esta empezando a intentar levantarse y estas pensando en comprar un correpasillos, un andador o un tacatá tienes que saber muy bien las diferencias entre uno y otro.

El tacatá es un artilugio donde el niño se queda anclado como medio sentado y tiene cuatro puntos de apoyo, y que se suele usar a partir de los 6 meses. Se usan a una edad muy temprana en la que los bebés aun no caminan y en la que los huesos no están preparados para soportar peso. De esta manera estamos acortando la etapa tan importante que es la del gateo, momento de descubrimiento y del desarrollo motor y mental del bebé.

Si a esto le sumamos que producen deformidades en los huesos, y que el uso del tacatá es una frecuente causa de caídas por escaleras y traumatismos craneoencefálicos entenderemos porque no están recomendados por la mayoría de los pediatras y traumatólogos ya que producen más problemas que beneficios.

Los correpasillos son perfectos para usar a partir de los 9 – 12 meses, esto depende de las ganas de que tenga tu bebé en dar sus primeros pasos. Se usa cuándo ya se mantienen de pie o incluso si ya han empezado a caminar. Con el correpasillos mejoran la coordinación y el equilibrio, y aprenden a desplazarse sentados mejorando la fuerza en ambas piernas. Es importante tener claro que es un juguete para divertirse y ayudarle a fortalecer las piernas pero no es para aprender a andar.

Existen de dos tipos, para ir de pie como si fuera un andador o sentado, y dentro de estos dos tipos hay un montón de gamas, como de animales, coches, bicis, motos, a gusto de los peques o sus papás. Para niños por debajo de los 18 meses aconsejamos un correpasillos en el que el niño pueda ir sentado y propulsarse con las piernas para fortalecer la musculatura de toda la pierna. En niños mayores con mas equilibrio es mejor una bici de aprendizaje en la que el niño va de pie.

Es importante dejar claro que cada niño lleva su fase de desarrollo, y hay niños que gatean antes, otros después, otros que no gatean, unos se levantan y andan con 10 meses y otros a los 18 meses aun no andan…Nunca debemos comparar a unos niños con otros, por eso nosotros siempre que nos preguntáis edad recomendada o decimos la que recomienda el fabricante pero mejor que vosotros nadie conoce a vuestros hijos para saber si están preparados o no para usarlo.

¿Por qué regalar un correpasillos?

Porque cuando los niños empiezan a “valerse por si mismos”, el explorar, correr y jugar se convierte en algo necesario para ellos. Y en nuestra mano esta como adultos el proporcionarles juguetes que les ayuden a disfrutar de estas experiencias. Los correpasillos no solo les ayudan a explorar el espacio, les ayudan a experimentar el desplazamiento, a desarrollar el equilibrio y a fortalecer las piernas. Por eso encabezan la lista a la hora de regalar un juguete que cumpla estas necesidades.

Una cosa que les encanta a los niños es que pueden parar y descansar sentados, ya que sus ruedas son anchas y se quedan de pie de manera estable para que puedan reposar.

Al no tener pedales deben impulsarse por si solos para avanzar, así favorecen su aparato psicomotor, que corresponde a la interactividad entre sus estructuras nerviosas y su aprendizaje. El hecho de sentir la velocidad mientras se impulsan también es una experiencia que les encanta y de esta manera también están reforzando su motricidad gruesa. También les ayuda a aprender a controlar todo su cuerpo es el hecho de tener un manillar con el que aprender a manejar la dirección.

Si continuamos hablando de pedagogia podemos decir que la orientación espacial es uno de los valores más importantes que tiene el correpasillos porque serán capaces de aprender y distinguir distancias. La orientación espacial es muy importante para llevar a cabo actividades como leer, diferenciar entre izquierda y derecha o aprender a escribir de forma recta.

En JanaBanana tenemos los correpasillos que más nos han gustado del mercado, y están estamos seguros de su calidad ya que están probados por Jana.