Publicado el Deja un comentario

Patinete Niños

Patinetes para niños, patinetes para adultos, patinetes eléctricos… Da igual el modelo, todos y cada uno de ellos son un método de transporte ideal tanto para la persona que lo usa como para el medio ambiente. Los patinetes infantiles son una forma de hacer ejercicio pasándolo bien, ya que podemos destacar los siguientes beneficios: desarrollo de la musculatura, la motricidad, el sentido del equilibrio y la orientación espacio-tiempo. Eso sí: en este apartado los eléctricos están excluidos.

CLASES DE PATINETES

  • Patinetes niños: En esta clase la variedad de patinetes es amplia teniendo siempre en cuenta el peso máximo que soporta cada uno de ellos. Podemos encontrar diferentes tipos: patinetes de 2 ruedas, patinetes de 3 ruedas, patinetes de 3 ruedas y asiento, patinetes de ruedas grandes con freno de cable, patinetes con luz de led…
  • Patinetes adultos: Clase cada vez más de utilizada entre los mayores; se está convirtiendo en un método de transporte perfecto para usarlo a diario en desplazamientos no muy largos o en momentos de ocio, como paseos por el parque con los peques.
  • Patinetes de competición: Estos modelos están fabricados y preparados para usuarios que, o bien empiezan, o ya son expertos, en este arte. Puestos a punto para la competición y sacarles el máximo partido.
  • Patinetes eléctricos: Muy de moda en la actualidad, son vehículos dotados de un motor eléctrico y batería. Práctico y no contaminante, siempre que se use con responsabilidad. Muchas empresas de alquiler han visto en este “juguete” un modo muy rentable de aumentar sus ingresos.

CARACTERISTICAS DE UN PATINETE

Todos los patinetes, tanto para niños como para adultos, están fabricados para soportar un determinado peso. Suelen ser de aluminio con dos o tres ruedas; cuando son de tres  las llevan repartidas de la siguiente manera: dos en el eje delantero y una en el trasero.

En la rueda trasera (algunos modelos cuentan una con rueda doble para otorgarle mayor estabilidad) llevan alojado el sistema de frenado. Este freno se acciona pisando una especie de “palanca” con el pie para que friccione con la rueda y así conseguir que frene. En esta “palanca” normalmente se coloca una lamina antideslizante para facilitar su uso, hacer que la suela de la zapatilla no se resbale y poder frenar correctamente.

En la parte central, o base, es donde más peso apoyamos. Suele ser una plataforma ancha con suelo antideslizante y con refuerzos para aguantar bien toda la carga.

Los manillares generalmente son de goma o espuma, dependiendo del modelo de patinete. Estos materiales proporcionan un buen agarre y una buena temperatura.

Casi todos los modelos de patinetes son plegables para que ocupen el menor espacio posible cuando no se están usando y sean más cómodos de transportar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *